Plan Chile 30/30. Infraestructura y Agua para el Desarrollo

Objetivo

Reducir las desigualdades en materia de infraestructura y gestión del recurso hídrico al año 2030, desarrollando las obras y acciones necesarias para mejorar la movilidad de las personas, bienes y servicios, apoyar al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes y la cultura, y generar la plena integración de las regiones al desarrollo, garantizando la disminución de los problemas de inequidad, productividad, competitividad y crecimiento del país.

¿Qué es el Plan 30/30?

Es un proceso de construcción de una visión estratégica de Chile al año 2030, que denominamos Plan Chile 30/30 Infraestructura y Agua para el Desarrollo. El Plan cuenta con el sello de calidad OCDE, lo que significa definir los estándares y brechas de infraestructura y agua, para un país con un per cápita de 30.000 dólares al 2030. Estos estándares serán validados tanto regionalmente como a nivel macrozonal y nacional. Las validaciones son la instancia que fortalecerán los procesos de participación en todas las etapas de este proceso de planificación de largo plazo..

¿Por qué lo hacemos?

La elaboración colectiva de este Plan se sustenta en la necesidad de consensuar una visión compartida de largo plazo del desarrollo país. Consideramos que es el Estado el llamado a generar esta visión con la ciudadanía que, posteriormente, permita generar las políticas públicas que consideren no solo variables económicas, sino que además consideren aspectos como equidad, inclusión y sostenibilidad.

¿Para qué lo hacemos?

Mediante el proceso que se llevará a cabo a través del Plan, se pretende consensuar una visión del país al 2030 participativa, que permita desacoplar dicha visión estratégica del ciclo político, vinculándolo más bien a la realidad y requerimientos del país para un desarrollo sostenible e inclusivo y con integración territorial. Este plan genera una visión estratégica que define el país que queremos al 2030..

¿Con quienes?

Para lograr esta visión estratégica participativa, consensuada y validada, se convocará a participar en diversas instancias a actores públicos, políticos, a la sociedad civil organizada y a la ciudadanía; así mismo, se convocará a gobiernos regionales, municipios, gremios, universidades y Consejos de la Sociedad Civil, Consejo de Políticas de Infraestructura, Consejo Minero, Indígenas, ONGs, Cámaras Gremiales, Colegios Profesionales, Asociaciones Regantes y Canalistas, asociaciones de Agua Potable Rural, Asociaciones de Industriales Nacionales y Regionales, Comisiones Ministeriales (COMICIVYT), y a todos aquellos actores que cada región considere relevantes.

¿Cómo lo haremos?

El Plan considera desde el inicio de su proceso, instancias participativas de análisis y discusión en las distintas escalas del territorio; regional, macrozonal y nacional con una gobernanza tanto nacional como regional; Consejo Nacional estratégico, Mesas Regionales, Talleres Regionales, Macrozonales y Nacionales. En cada una de estas instancias se consideran participaciones específicas de todos los actores que las propias regiones definan así como instalar esta discusión y validación en espacios formales de gobernanza regional y local, como reuniones Cosoc, Consejos Regionales, Concejos Municipales. Otra instancia de participación será la Consulta Ciudadana a través de la que convocaremos a participar de manera ampliada a toda la ciudadanía para compartir las ideas de infraestructura que tenemos al 2030.